Seleccionar página
913 83 99 55

La sopa es uno de los platos más populares en muchos países asiáticos. Hoy vamos a dar un repaso a los diferentes tipos de sopas de la cocina oriental.

Las sopas asiáticas son preparadas y consumidas tradicionalmente entre culturas del Este de Asia. Estas sopas suelen basarse practicamente en caldos y no suelen tener productos lácteos, como leche, crema o nata. Para hacerlas más espesas se suelen usarse almidones refinados de maíz o batata.

La sopa en la cocina oriental

Las sopas asiáticas se suelen clasificar en saladas o dulces, dependiendo de los ingredientes y el toque final que le den.

  • La calidad de una sopa salada viene dada, generalmente, por su aroma y sabor umami o xian, además de por su textura en la boca.
  • Las sopas dulces como, por ejemplo el tong sui, se disfrutan más por su aroma, su textura en la boca y su retrogusto.

Muchas sopas se comen y beben tanto por su sabor como por sus beneficios para la salud y sus supuestos efectos revitalizadores o fortalecedores. De hecho, hay una serie de sopas que se consideran sopas medicinales, y han sido usadas por generaciones y generaciones de asiáticos para curar ciertas enfermedades o problemas de salud.

Bases de tradicionales de sopa en la cocina oriental

Puesto que muchas sopas asiáticas se toman como uno de los platos principales de una comida o incluso en algunos casos se sirven solas con un poco de adorno, se debe poner atención especial a su caldo. En la cocina oriental es habitual que muchos de los ingredientes del caldo pasan a formar parte de la sopa.
Según el país asiático, encontramos ciertas diferencias.

Tipos de caldos para sopas chinas

  • CALDO SUPERIOR: Un caldo de color canela oscuro hecho de jamón de Jinhua y pollo. Este rico caldo con sabor umami, se emplea en los mejores restaurantes asiáticos para la creación de muchas sopas caras, como la sopa de aleta de tiburón.
  • CALDO DE POLLO: Es el caldo básico usado en la elaboración de la mayoría de las sopas chinas. El caldo básico se refuerza algunas veces con raíz de regaliz, goji y otras hierbas chinas.
  • CALDO BLANCO: Hecho de huesos de cerdo ligeramente escaldados que se cuecen durante varias horas, creando un caldo blanco lechoso. Este caldo tiene una textura en boca rica, y se usa a menudo en sopas de ramen.

Tipos de caldos para sopas japonesas

En Japón, conocidas popularmente como dashi, la mayoría de las bases de sopa típicas japonesas se condimentan con kombu (kelp) y katsuobushi (bonito rallado o en escamas).

  • KELP: El kelp (kombu) se remoja en agua tibia o se cuece a fuego lento para obtener un caldo ligero.
  • NIBOSHI: Caldo hecho remojando o cociendo sardinas secas (niboshi) en agua.
  • BONITO RALLADO: Se cuecen virutas de bonito rallado seco (katsuobushi) para liberar su sabor umami.
  • MEZCLAS: La mayoría de los dashi se hacen elaborando caldo de kelp y añadiendo bonito rallado a ese caldo. Ocasionalmente se añade mirin para mejorar el sabor del caldo.

Tipos de caldos para sopas coreanas

  • SEOLLEONTANG: Es una sopa clara blanca lechosa elaborada cociendo lentamente rabo de buey y huesos. Se cree que tiene cualidades restauradoras.
  • GALBITANG: Caldo obtenido a base de costillas de vaca cocidas.

Tipos de sopas en Asia

En Asia podemos encontrar una ingente variedad de sopas, pero las más conocidas son estas:

  • SOPA DE HUEVO: Una sopa ligera china.
  • SOPA DE GINGSENG: Es muy popular en China y Corea. El samgyetang (pollo relleno de ginseng en caldo) se considera uno de los platos nacionales de Corea.
  • BARCO DE VAPOR: Se trata de una sopa comunal de carne, marisco y verdura sumergidos y cocidos en caldo caliente en la propia mesa.
  • SOPA DE MISO: Es un caldo ligero con miso. Esté suele servirse para desayunar en Japón, y a veces suele contener tofu, champiñones, algas y cebolletas.
  • SOPA DE ALETA DE TIBURÓN: Una sopa china hecha con aleta de tiburón, carne de cangrejo y huevo que se suele servir muy a menudo en los banquetes.

Mención a parte merecen las sopas de fideos. Las sopas de fideos asiáticas consisten en un trozo grande de fideos largos servidos en un cuenco de caldo, a diferencia de la sopa de fideos occidental, que es más una sopa con fideos pequeños. La sopas de fideos asiáticas están más dominadas por los hidratos de carbono de los fideos, mientras que las sopas de fideos occidentales están más dominadas por el caldo.

  • PHO: Se trata de una sopa de fideos básica vietnamita. Su caldo se hace cociendo huesos de vaca, jengibre y especias dulces como el anís estrellado, canela y clavo, durante varias horas.
  • RAMEN: Una de las sopas de fideos japonesas más conocidas y que cuenta con varias variantes.
  • THUKPA: Es una sopa de fideos tibetana, que es más o menos el alimento básico de este lugar.
  • UDON: Se trata de una sopa de fideos blandos y gruesos en caldo claro. Tiene muchas variedades con fideos e ingredientes diferentes.

¿Quieres degustar alguna de estas fantásticas sopas? ¡Echa un vistazo a nuestra carta!